La ley del género

Este principio dice que todo en la naturaleza y el universo tiene género masculino y femenino. Este género es manifestado en todos los planos: físico, mental y espiritual.
El masculino es una fuerza en movimiento, una fuerza positiva, la fuerza de salida.
El femenino es la fuerza pasiva, la fuerza receptiva, negativa, creativa.

Usando la comunicación como ejemplo es más fácil entender este principio.
Cuando las personas dialogan, una está hablando y la otra escuchando. El que está hablando toma un aspecto masculino, no importa si es mujer u hombre quien está hablando, porque es la fuerza de salida la que está operando. Por otro lado la persona que está oyendo esta tomando un aspecto femenino, por ser la fuerza receptora.

Cuando un vendedor de autos está tratando de vender, se encuentra en el aspecto masculino y el comprador, mientras está escuchando, está en el femenino. Cuando dos personas están tratando de hablar a la misma vez, las dos se encuentran en el aspecto masculino. Por lo tanto, no puede haber comunicación. De la misma manera, cuando las dos personas escuchan, están en el aspecto femenino y tampoco hay comunicación.

Para que la comunicación se lleve a cabo, uno de los dos debe estar en el aspecto masculino y el otro en el femenino. Lo mismo sucede en la naturaleza. Tiene que haber género masculino y género femenino y ésto se puede ver muy claro en los sexos macho y hembra.

Líderes como políticos, conferencistas, pastores, sacerdotes ect. que mueven grandes masas de gente al hablar, han desarrollado en gran manera este aspecto masculino y así atraen la atención de las multitudes.

Frases sabias


Leave a Reply

eXTReMe Tracker