Posts Tagged ‘prosperidad economica’

Los tres obstáculos del éxito

La duda, la indecisión y el temor son los tres grandes adversarios del éxito. Estos caballerangos son casi inseparables. Donde está uno, vas a encontrar los otros. El problema es que están escondidos en tu subconsciente, por lo tanto son difíciles de detectar.

Estos tres jinetes están dispuestos a pelear con toda su fuerza hasta donde más les sea posible, con el propósito de crear confusión en la mente de la persona para que no pueda pensar con claridad. Sin dejar lugar a dudas, a estos enemigos asérrimos del éxito hay que vencerlos primero.

La duda

La duda es una fuerza poderosa y destructiva a la que si le das cabida puede llegar a destruír tus planes y proyectos. Es normal que una persona antes de emprender cualquier proyecto se pregunte a sí mismo si tendrá éxito. Sin embargo, no se debe dejar que esa pequeña semilla de duda germine e impida realizar el proyecto. Mas bien se debe tratar de vencer con optimismo y visión. Si la duda no se ataca a tiempo puede llegar a atar o incapacitar mental o espiritualmente a la persona e impedirle que alcance el éxito.

La indecisión

Ahora hablemos un poco sobre la indecisión. La indecisión es la falta de valor o firmeza para tomar decisiones. Una persona indecisa se pregunta siempre si debe o no debe hacer algo. Generalmente pide consejos a otros; el problema es que después tampoco se puede decidir si sigue o no sigue el consejo que le dieron.
Siempre será difícil saber cual era la mejor decisión. Lo importante aquí será tomar la que se crea mejor y estar dispuesto a seguir luchando en caso de que la decisión que se tomó haya sido la incorrecta.

El temor

El temor es la causa principal de la duda y la indecisión. Si una persona no tiene temor de los resultados, no tendrá problemas para tomar decisiones y tampoco dejará que las dudas lo agobien. La razón por la que una persona no tiene el valor para decidirse es porque teme que esa decisión le salga mal. Ese temor de fallar o de que se le venga todo abajo es lo que le impide actuar con confianza y firmeza. El antídoto principal para vencer el temor se llama perseverancia.

La importancia de la perseverancia

El beneficio de una buena idea

Si lo que buscas es libertad economica, dejame decirte que la mejor manera de empezar es ponerte a pensar en una buena idea. El mundo esta necesitado de gente con nuevas ideas, nuevas formas de hacer las cosas, nuevos estilos, nuevos diseños, nuevos inventos, de nuevos líderes con ideas frescas que beneficien a este mundo.

Para desarrollar tu idea deberás tener un conocimiento especial de la misma. Este conocimiento es lo que hará que te destaques en el campo en que te vas a desarrollar, y por lo tanto te llevará a alcanzar tu meta.

Has todo cuanto puedas para adquirir el conocimiento que necesitas. Si tienes acceso a una biblioteca, puedes buscar libros y revistas de temas variados que te ayuden a ampliar tus perspectivas. También puedes tomar diferentes cursos en alguna escuela o instituto de manera que te ayude a descubrir tus habilidades y talentos.

Cómo nace una idea

Cada idea puesta en la mente es como una semilla que tiene un período de incubación. Esta idea como una semilla toma su tiempo para germinar y lograr su expresión física.
Todos los pensamientos, al igual que las semillas, necesitan un tiempo de preparación. Un tiempo para crecer, madurar y crear lo resultados físicos.
La forma de cultivar una idea hasta alcanzar la meta es muy sencillo: sólo tienes que mantener la esperanza, la dedicación y la fe.

Cuánto vale una idea

El valor de una idea es relativo. Sin embargo, tú decides cuánto vale tu propia idea. Esto no quiere decir que todo el mundo va a estar de acuerdo contigo. Tu trabajo será también convencer al otro que tu idea vale lo que tú piensas. Ahora, también se puede dar el caso que tu idea valga más de lo que tu crees que vale.

Por ejemplo, cuando Bill Gates compró en $60 mil dólares el programa con el cual desarrolló el sistema de operación windows, vió el potencial que había para multiplicar su inverción. El que vendió el programa pensó que estaba haciendo el negocio de su vida porque para él eso era lo que valía su idea. Lo mismo pensó Bill Gates, pues estaba comprando un sistema que lo haría millonario por la módica suma de 60 mil dólares.

La importancia de una buena idea

Las buenas ideas son importantes porque son las que han transformado el mundo.
Gracias a una idea en la mente de un individuo es que hoy existe el carro que manejas, la televisión, la radio y todo lo que el hombre ha hecho.

Las ideas son las que mantienen la evolución de empresas y negocios, son las que dan nuevos pensamientos a nuestra mente y mantienen nuestra civilización en desarrollo.

Una buena idea puede significar tu libertad económica. Una vez la hayas pensado y hayas obtenido los conocimientos necesarios para llevarla a cabo, el siguiente paso es cultivarla. Con pasión y un profundo deseo por alcanzar tu meta, el sendero hacia lo que buscas se ira despejando mientras caminas.

Y ese es el tema de nuestro próximo artículo
Un deseo ardiente

eXTReMe Tracker