Posts Tagged ‘vida’

El poder de la imaginación

La imaginación puede llevarte a donde sea. Te permite subir más arriba de lo que alguna vez te imaginaste poder alcanzar.
Se dice que la imaginación es el sexto sentido y que las mujeres lo usan mucho en contra de sus esposos. Lo mejor sería poderlo usar de una manera positiva para influir en la otra persona a salir adelante.
Empieza poco a poco a liberarte de las ataduras que te impiden lograr tus metas. Cuanto más rápido te puedas despojar de ellas, más pronto verás la luz de tu libertad. La imaginación te puede ayudar a identificar aquellos obstáculos o ataduras que te limitan o te impiden poder alcanzar tus metas. También te ayuda a liberarte de esa creencia limitada que no mereces más. Que de la manera que te encuentras, estás bien. Quitando lo que una vez te impusiste a ti mismo.
Imagínate que el mundo es tuyo y que tienes el poder y el dinero para alcanzar o adquirir cuanto deseas, sin importar el tamaño, el precio, o la cantidad. Tú eres el arquitecto de tu vida, tú eres quien pone los límites, por lo tanto tienes el poder de ensancharlos hasta donde tú quieras y de vivir la vida que quieras, si tan sólo lo puedes creer.
Persigue tu visión. Cree que no es tonto ni imposible lo que deseas, y que de veras estás dispuesto a conseguirlo, porque verdaderamente lo quieres.
No es necesario que hagas un cambio instantáneo de 360º, lo que se requiere es que poco a poco abras tu mente para considerar las posibilidades que hay a tu alrededor. Para ir de esa creencia de que no se puede, a la de sí se puede, y de no estoy capacitado a la de estoy listo para enfrentar el reto.

El cambio nos provoca temor

La razón por lo cual viene el temor, es que la persona se está alejando de lo conocido, y se está enfrentando a algo nuevo o desconocido.
Está rompiendo los patrones de conducta del pasado y está adoptando unos nuevos.
Es normal o natural tenerle miedo o temor al cambio.
Cada triunfo trae consigo un cambio, cada meta lograda trae un cambio, sea este positivo o negativo.
Muchas veces el no saber cómo reaccionar ante las nuevas circunstancias nos provoca temor.
Por ejemplo: Un joven o una señorita que se va a casar, puede sentir temor de cómo será su vida conyugal o la simple ceremonia nupcial, se lo puede causar.
De la única manera que la persona no siente temor de caminar hacia el altar, sería que ya tenga experiencia, que en su haber haya unos cuatro o cinco matrimonios, de esta manera hasta con los ojos cerrados caminaría por el pasillo de la iglesia. Que el hombre o la mujer sea un(a) casanova, o un Ali Abdulla que tenga por ahi su pequeño haren. De no ser así, entonces la persona sí sentirá temor.
Si la persona tiene un propósito definido y se prepara para lo que será su vida de pareja, a medida que vaya pasando el tiempo se irá ajustando y el temor se disipará.
Si se le preguntara a esa persona porqué ese temor diría que, porque va a empezar una nueva vida sin tener al lado a sus padres que eran quienes le resolvían los problemas. Que tambien los extrañaría, que ya no pasaría tiempo con ellos y que ahora toda la responsabilidad caería sobre él o ella. Tal vez eso sería parte del problema.
Lo que le causa temor es desprenderse de los lazos de sus padres para empezar una nueva fase de su vida, para formar su propia familia. Una vez que este factor esté aislado y empiece a dialogar con su pareja. Que los dos se comprometan a trabajar unidos para lograr sus metas y tambien darse el tiempo para visitar a sus padres cuando tengan la oportunidad. Con el temor eliminado lograrán obtener el valor para seguir adelante en la vida.

eXTReMe Tracker